Astillas para el fuego

Ayer quise escribir esta entrada, pero hoy es ya demasiado pronto. Cuando queremos escribir algo siempre  es demasiado tarde, llegamos como a redrotiempo, nos pilla como a pie cambiado, es como si nunca estuviéramos preparado para ello. Como nos recuerda le pauvre Holterling: Aber Freund! wir kommen zu spät (¡Pero amigo! hemos venido demasiado tarde).
El acto de escribir no es nada más que el acto de buscarnos a nosotros mismos a la vez que es el acto mismo de encontrarnos como ausencia. El escribir, en tanto en cuanto, acto constitutivo del propio ser humano nos muestra nuestra propia esencia: ser que estamos por escribir. No somos nada más que narracion, relato en busca de eso mismo que aún no sabemos que somos, en busca de esa falta que nos hace ser, precisamente, lo que somos. El escribir no muestra sino esa eterna falta que es constitutiva del ser humano. No podemos considerarnos nada más, y nada menos, que seres caracterizados por lo que nos falta.
No han sido pocos los biólogos y antropólogos que han caracterizado al ser humano como un ser carencial desde un punto de vista biológico. Yo, a esta carencia biológica, le añadiría una falta más constitutiva, más ontológica, que nos hace ser precisamente lo que somos. Como nos recuerda Horacio en una de sus odas: “Del mismo modo que es difícil encontrar un pez sin espinas, así es difícil encontrar un hombre que no tenga en sí algún dolor clavado como una espina”.
Esta falta es desde la falta de un Dios, a la falta que se produce en el duelo (vivimos la muerte de los demás), hasta la falta del ser amado. Nos dice el propio Antonio Machado:
“En el corazón tenía
La espina de una pasión;
Logré arrancármela un día:
Ya no siento el corazón”.
Pero hay que tener en cuenta que esta falta no es olvido ni ausencia sino que necesariamente debemos echarlos en falta. Hoy yo te echo en falta, hoy eres mi falta, hoy soy yo.
P.D. Todos estamos con el Cuerno de África, y también contigo.
P.D. II. Para Vicky y su espinita que lleva clavada.
Anuncios

Acerca de sinislasdondenaufragar

Profesor de Filosofía
Esta entrada fue publicada en Cuidado de sí. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Astillas para el fuego

  1. Juan Alfonso Belmontes García dijo:

    Quizás la búsqueda interminable de aquello que nos hace humano tenga respuesta en este post del náufrago. Quizás lo más humano que hacemos es escribir. Puede ser un diario, puede ser una dedicatoria escondida en un libro o una tarjeta, puede ser un relato o un pensamiento, un whassap. Aún cuando escribamos de forma privada, fantaseamos con la idea de que otros ojos privados acceden a nuestra clave, a nuestro escondrijo, al disco duro y leen nuestro pensamiento escrito. El que escribe para los demás, sueña que escribe solo para sí mismo y que juega a que los demás solo se den cuenta de una parte de todo lo que esconde cada coma, cada metáfora y cada recoveco entre las frases. Dumbledore, de Harry Potter, tendía su pensadero, el lugar donde volcaba recuerdos para que no estorbaran su pensamiento. Nosotros tenemos el papel y el bolígrafo (ahora el blog y el twitter) donde enjuagamos la mente y nos hacemos mirar en un espejo. Tiempo después, puede que nos horrorice o nos avergüence vernos en nuestros escritos, como el que se mira en un espejo y descubre que, arruga a arruga, el tiempo también escribe en nuestra cara, o como el que se mira en una foto de los años ochenta. Pero ese flash complejo de la mente que son nuestras palabras, somos nosotros en el pasado, puede que al escribirlo ya estuviéramos en futuro. Si al leer lo que fuimos aguantamos el tipo será como Bastián y Atreyu en el espejo del Oráculo del Sur, seremos hombres, seremos completos más allá de nuestra biología eterna y, a la vez, tan herrabunda que da vértigo.

  2. Juan Alfonso Belmontes García dijo:

    ¡Qué escribas algo ya! Aunque sea la lista de la compra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s